Macarena Sanz Lucas

Comencé mi formación en pintura a los 6 años, en el taller de Josefina Puig, copista por aquel entonces en el Museo del Prado, y una gran maestra de pintura. Me licencie en 1996 en Bellas Artes, en la Universidad Complutense de Madrid, realizando posteriormente un Magister de Restauración de Patrimonio Etnográfico. Desde entonces he compaginado siempre mi trabajo como restauradora con la formación y la pintura, pintando fundamentalmente paisajes al óleo con un estilo expresionista, realista o incluso fantástico.

Adoro la enseñanza, así que siempre he tratado de compaginarla con la restauración: durante 5 años fui profesora de pintura para grupos de adultos y niños en el Centro Cultural Tamara Rojo, organizando las exposiciones colectivas de alumnos y participando en la performance anual del centro: “Mira cómo lo hago”.

Desde 2009 desarrollo mi trabajo como responsable del Departamento de Restauración de una empresa dedicada a la restauración de patrimonio histórico artístico, en Madrid. Realizando restauraciones emblemáticas como la de la Fuente de la Diosa Cibeles de Madrid, pinturas murales de Lucas Jordán y Lucca Cambiasso, el altar mayor de la Basílica y el Panteón de Infantes del Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, en Madrid, entre otras muchísimas obras.

“La Sal de la Tierra”, es una serie de acuarelas sobre papel que muestran una abstracción de lugares del mundo transformados por la sal, a vista de pájaro. No se trata por tanto de cuadros abstractos, sino de una abstracción de paisajes reales (google earth) con un nexo en común: la sal.

Mostrando los 4 resultados